hipotecas

Los riesgos de las hipotecas multidivisa

Hace no tanto tiempo que las hipotecas multidivisa se convirtieron en el contrato hipotecario de moda debido a lo alto que estaba el tipo de interés del Euribor, mostrándose como una alternativa que beneficiaría al cliente para poder pagar menos. Pero lo cierto es que con el paso del tiempo se ha podido ver que los beneficios no son tantos y que es una opción nada convincente.

Las hipotecas multidivisa consisten principalmente en suscribir un préstamo hipotecario a través de alguna moneda extranjera que sea diferente al euro, con el objetivo de pagar según el tipo de moneda elegida y adaptándose al tipo de interés de cada país. Así se sacaría partido de las diferencias entre los tipos de interés de todo el mundo. Por lo que se vuelve muy importante estudiar con detenimiento el tipo de interés del país que vayas a escoger y echar la vista atrás para conocer la evolución que ha tenido en el pasado la divisa en cuestión, y poder tener una ligera idea de lo que deparará en el futuro.

hipotecas

En estos casos se suele apostar por alguna divisa que se mantenga estable y que no tenga demasiadas variaciones, además de tener un tipo de interés no demasiado alto. Algunas de las divisas más elegidas a la hora de firmar una hipoteca multidivisa son el yen japonés y el franco suizo.

Riesgos de las hipotecas multidivisa

Lo que puede que no te cuenten en el banco antes de firmar el contrato, es que si por ejemplo escoges el dólar americano para tu hipoteca, tendrás que ejecutar los pagos en dólares, por supuesto con la correspondiente comisión que te cobrará el banco por proveerte de esos dólares. De modo que para que la hipoteca multidivisa sea rentable, deberás asegurarte de que la suma del tipo de interés del cambio de moneda y del coste por adquirir dicha moneda extranjera, sea menor al coste total de una hipoteca basada en el Euribor.

Algo que también parece que se les olvida comentar son los riesgos que puede conllevar  la evolución de la divisa del país seleccionada para tu hipoteca. Siempre se piensa que la divisa irá en descenso en las próximas fechas para que así la compensación respecto al euro sea favorable. El problema llega cuando la divisa en vez de bajar, sube, y la cuota de tu hipoteca lo hace también, siendo incluso mayor de la cuota que tendrías que pagar si tu hipoteca estuviese basada en el Euribor.

Por lo que parece que las hipotecas multidivisa tan solo se vuelven una opción recomendable para personas expertas en el mundo de la economía y que conozcan a la perfección la situación de las divisas en todo el mundo. Hay que tener en cuenta que el mercado varía cada día.

Esto ha llevado a que mucha gente que en el año 2008, cuando el Euribor tenía un tipo de interés superior al 5,00%, decidió comprometerse con una hipoteca multidivisa, se vea pagando a día de hoy cantidades muy superiores debido a la evolución de los intereses de las divisas en todo el mundo, llegando a pagar incluso un 40% más de lo debido en la actualidad. Por aquel entonces se firmaron alrededor de unas 30.000 hipotecas multidivisa.

Las entidades financieras no dudaron en aprovecharse de esta situación y ofrecían este tipo de hipoteca a aquellas personas que no podían afrontar una hipoteca de ninguna otra manera, haciéndoles ver que pagarían cuotas mucho menores y que sería una oportunidad irrechazable.

A día de hoy, las hipotecas multidivisas están en el punto de mira por su falta de transparencia. Si tienes una hipoteca multidivisa no dejes de informarte sobre tus opciones para poder reclamar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *